Contador

sábado, 3 de mayo de 2008

CORAZÓN DE EDMUNDO DE AMICIS


CORAZÓN DE EDMUNDO DE AMICIS





1. DATOS BIOGRÁFICOS EDMUNDO DE AMICIS
Escritor y periodista italiano nacido en Oneglia en 1846 y muerto en Bordighera en 1908. Apasionado patriota, después de estudiar en un liceo de Turín entró en la base militar de Módena, de la que salió oficial, y como tal asistió a la batalla de Ustoza (1866).
Durante su carrera militar aceptó la dirección del diario L'Italia Militare (1867), que se publicaba en Florencia, permaneciendo en las filas del ejército hasta la entrada de las tropas italianas en Roma, en cuya época pidió el retiro para dedicarse por completo a sus trabajos literarios, dedicando a la carrera unos bocetos publicados en 1868 con el título de La vida militar.
Visto el éxito de la obra, decidió dedicarse a la literatura y al periodismo. Ha sido uno de los escritores más populares en Italia y más conocidos en el extranjero, puesto que sus obras han sido traducidas a todos los idiomas europeos.
A sus bocetos militares les siguió Novelle (Florencia, 1872), en la que demostró condiciones de observador tan sagaz como personal.
Posteriormente escribió numerosos libros de viajes que alcanzaron también un gran éxito por la facilidad demostrada por el autor para describir rápidamente los lugares y costumbres que se ofrecen ante su vista: España (1873), Holanda (1874), Marruecos (1876), Constantinopla (1878-1879) y alcanzó otro gran éxito con su novela Los amigos (Gli amici, 1883). En sus últimos años escribió sobre moral, sociología e historia, haciendo gala de una sicología sentimental, catalogada por algunos como algo sistemática y anticuada.
En 1886 apareció Corazón (Cuore), que le dio celebridad en el mundo entero y alcanzó mas de cuarenta ediciones.
El libro fue distribuido por la editorial milanesa Treves al inicio del año escolar. La obra está construida como un diario escolar, en el cual Enrico, que en castellano se llama Enrique; muchacho turinés de tercer curso, anota los acontecimientos principales del año, entremezclados con las cartas de sus padres y con cuentos mensuales, algunos de los cuales se han hecho famosísimos (El pequeño vigía lombardo, De los Apeninos a los Andes, El pequeño escribiente florentino).
Son relatos conmovedores, y en realidad todo el libro está construido para provocar la emoción y las lágrimas del joven lector; de este modo, De Amicis intentaba que su público participase de los valores morales y sociales (sentido del deber, del honor, del patriotismo, del trabajo, de la honradez) indispensables para convertir definitivamente a Italia en un país moderno.
El éxito del libro fue enorme; baste decir que en dos meses y medio alcanzó 41 ediciones. En 1896 el número de ediciones llegaba ya a 197, y en el siglo XX se tradujo a cuarenta lenguas.
De Amicis trató el tema de la escuela también en otras obras, y desde distintos puntos de vista. En Novela de un maestro (1890), su mirada es amarga y desencantada; en Amor y gimnasia (1892), en cambio, el mundo de la escuela gira en torno a la fascinante figura de la señorita Pedani, atlética y dominante profesora de gimnasia, un personaje tratado con gracia e ironía.
En 1891 se adhirió al partido socialista y publicó conferencias y estudios como Cuestión social (Questione sociale, 1894). Entre sus obras pueden citarse también Los efectos sicológicos del vino (Gli efetti psicologici del vino, Turín, 1881) o L'idioma gentile (1905), una apología de la lengua italiana. También surgieron otros textos caracterizados por una acentuada sensibilidad social. Sobre el océano (1889), un libro dedicado a la emigración a América, y Primero de mayo, cuyo título evoca el Primero de Mayo, la jornada de 1890 en que se celebró por primera vez el día del trabajo; esta novela, sin embargo, no se publicó hasta 1980. Luego aparecieron Poesías (1881) y Retratos literarios (1881), primer ejemplo en Italia de libro de entrevistas con personalidades del mundo literario.

2. ANÁLISIS DE LA OBRA CORAZÓN

El análisis centrará su estudio en el argumento, estructura y apreciación crítica de la obra.

2.1 INTRODUCCIÓN
Edmundo de Amicis Enrique asiste a una escuela provinciana de Italia; este año será diferente porque ha empezado a escribir un diario, y en el va detallando día a día sus sentimientos mas íntimos, describiendo sus alegrías, sus tristezas, y aquellos momentos especiales que marcarán su existencia.
A través de este diario encontramos a los compañeros de Enrique, niños que, como él, también tienen sueños y empiezan a asomarse a un mundo que de pronto puede resultar algo atemorizante, pero siempre interesante.
Es un libro que a través de sus personajes, Edmundo de Amicis dibuja un retrato estupendo de la niñez, mostrándola con una fuerza, entereza y entusiasmo que solamente se tiene en esa etapa de la vida; y sin embargo, nos recuerda al niño que habita en todo hombre.
Quizá por eso, este libro que fue publicado por primera vez en 1864, continúa siendo uno de los grandes favoritos de todos los tiempos.

2.2. ESTRUCTURA DE LA OBRA CORAZÓN


La estructura es sencilla, se entremezclan la narración en primera persona, con cuentos mensuales y cartas del padre y de la madre de Enrique.
Cuentos Mensuales:
• El Pequeño Patriota Paduano
• El Pequeño vigía lombardo
• El Pequeño escribiente florentino
• El tamborcillo sardo
• El enfermero del Chacho
• Sangre Romañola
• Valor Cívico
• De los apeninos a los andes
• Naufragio
La división de las narraciones se observará claramente en el índice. Por ejemplo:
Octubre
17, lunes: Primer día de clase
18, martes: Nuestro maestro
21, viernes: ¡Qué desgracia!
22, sábado: El chico calabrés
25, martes: Mis compañeros de clase
26, miércoles: Un gesto generoso
27, jueves: Mi maestra
28, viernes: En la buhardilla
28, viernes: La escuela
Cuento mensual: El pequeño patriota paduano
Las narraciones tienen como diario desde octubre hasta julio, que es como se ordena el calendario escolar en esa época.

2.3. PERSONAJES
— Enrique
— La madre de Enrique
— El padre de Enrique
— Silvia— Hermana de Enrique.
— Roberto Derossi, el que siempre obtenía las mejores notas y acaparaba el primer premio.
— la maestra Delcati
— el maestro Perbonil es el nuevo maestro,
— Robetti—el niño accidentado por un carro.
— Garrone y es el mayor de la clase; tiene cerca de catorce años.
— Coretti; Siempre está alegre. Es hijo de un revendedor de leña.
— El pequeño Nelli, un chico jorobadito, endeble y descolorido.
— Votini.
— El albañilito
— Garoffi, un tipo alto y delgado, con la nariz de pico de loro y los ojos muy pequeños.
— Carlos Nobis
— Stardi, pequeño y ordinariote, sin cuello y gruñón.
— Franti—Un descarado.
— Precossi, el hijo del herrero.
— Garrone es, sin duda, el mayor y el mejor de todos.
— Crossi, el rubio del brazo malo.

2. 4. ARGUMENTO:
Enrique es un niño que entrará a quinto grado en el grupo escolar Baretti. Describe la narración en primera persona, todo lo que le rodea tiene que ver con lo que pasa en la escuela. Enrique es muy nostálgico, observa a sus profesores antiguos y conversa con ello, y siente que el tiempo los separa.
Enrique personifica el niño de hogar de clase media y con buenas costumbres. La relación con su maestro siempre es cordial, la relación con su padre es fraterna y entrañable.
Su madre es también un ejemplo de solidaridad.
“La mujer no paraba de darnos las gracias y de bendecirnos. Mientras tanto vi en un rincón de la oscura y desnuda habitación a un chico arrodillado delante de una silla, de espaldas a nosotros, y que parecía estar escribiendo, como así era, efectivamente, teniendo el papel en la silla y el tintero en el suelo. ¿Cómo lograba escribir con tan escasísima luz? Mientras pensaba esto para mí, reconocí de pronto los cabellos rubios y la chaqueta de fustán de Crossi, el hijo de la verdulera, el del brazo inmóvil.
Se lo dije a mi madre mientras la mujer se hacía cargo de la ropa que le habíamos llevado.
-¡Calla! -respondió mi madre-. Puede ser que se avergüence al ver que das una limosna a su madre; no le digas nada.”

Su padre participa en la historia con una serie de cartas en las cuales se imposta la importancia de la moralidad, de la ética, de las buenas costumbres. Esto lo hace sobre todo a través de cartas:
“Viernes, 28
Sí, querido Enrique, el estudio te resulta pesado, como dice tu madre; no te veo ir a la escuela con la resolución y la cara sonriente que yo quisiera. Aún te haces algo el remolón. Pero mira, piensa un poco en lo vana y despreciable que sería tu jornada si no fueses a la escuela. Al cabo de una semana pedirías de rodillas volver a ella, harto de aburrimiento, avergonzado, cansado de tus juguetes y de no hacer nada provechoso (...)Valor, pues, pequeño soldado de semejante y colosal ejército. Tus armas son los libros; tu compañía, la clase; toda la tierra, campo de batalla; tu victoria, nuestra victoria, significará el establecimiento de una paz verdadera, la comprensión entre todos los hombres, la civilización humana. ¡No seas, hijo mío, un soldado cobarde!
TU PADRE”
Hay además, para reforzar los valores, la lectura del cuento mensual, historias hermosas como El pequeño patriota paduano, El pequeño vigía lombardo, El pequeño escribiente florentino, entre otras historias.

Todas las narraciones tienen que ver con los muchachos de la clase, por lo que es más un diario de clase que una novela. Los conflictos de los niños se relaciona con la de sus padres, por ejemplo la del niño Precossi. “No es raro que vuelva su padre a casa borracho. Le pega sin motivo, le tira de un revés los libros y cuadernos, y el pobrecito va a la escuela con el semblante lívido, algunas veces hinchado, y los ojos inflamados de tanto llorar.”
“...Su padre bebe y apenas trabaja, por lo que la familia pasa hambre. ¡Cuántas veces va el pobre Precossi a clase en ayunas, y se come a escondidas un mendrugo de pan que le da Garrone, o una manzana que le entrega la maestrita de la pluma encarnada, que lo conoce bien por haberle tenido de alumno en primero inferior! Pero él jamás dice: «Tengo hambre; mi padre no me da de comer. »
Escenas como esta son comunes por lo que en ese colegio los muchachos ricos de clase media y pobres se entremezclan, dando lugar a muchos conflictos de clase por lo que la educación se hace más difícil.
La narración también constituye por su espacio moral, la tradición y el patriotismo italiano, por ejemplo el profesor celebra e ilustra a los alumnos sobre “Los funerales por Víctor Manuel «Hace ahora cuatro años, tal día como hoy y a la misma hora, llegaba delante del Panteón, en Roma, el carro fúnebre con el cadáver de Víctor Manuel II, primer rey de Italia, muerto después de veintinueve años de reinado, durante los cuales la gran patria italiana, fragmentada en siete Estados, oprimida por extranjeros y tiranos, quedó constituida en uno solo, independiente y libre, tras veintinueve años de reinado que él había ilustrado y dignificado con su valor, con su lealtad, con su sangre fría en los peligros, con la prudencia en los triunfos y la constancia en la adversidad.”
Esa idea es también la idea pedagógica que recoge Edmundo de Amicis para la juventud italiana.
Como en toda clase siempre hay un elemento negativo, en este caso es Franti, el que tendrá que ser expulsado del colegio porque siempre está llevando a cabo sus maldades. Franti es de un espíritu cruel.
“Pero esta mañana hizo que le echaran como a un perro. Mientras el maestro daba a Garrone el borrador del Tamborcillo sardo, el cuento mensual correspondiente a enero, para que lo pusiese en limpio, Franti tiró al suelo un petardo que estalló, haciendo retemblar las paredes. Toda la clase experimentó una sacudida. El maestro se puso en pie y gritó:
-¡Fuera de la escuela, Franti!
El respondió:
-¡No he sido yo! -pero se reía.
El maestro repitió:
-¡He dicho que te vayas!
-¡Yo no me muevo! -replicó.
El maestro perdió los estribos, se fue hacia él, lo cogió de un brazo y lo arrancó del banco. Franti se revolvía, rechinaba los dientes, y tuvo que arrastrarlo a viva fuerza. ”
Este acontecimiento sella una etapa difícil de la clase, porque había momentos en que la clase se hacía insostenible por la culpa de Franti. Esto nos da una lección de que a veces, por más tolerancia que se tenga , es necesario extirpar a un mal elemento para que el resto de la sociedad pueda convivir en paz. Aunque luego se le reciba otra vez.
Franti jamás cambiará porque sabe que las súplicas de su madre le defenderá.
“-Hijo mío, sé bueno. Tengan paciencia con él. Muchas gracias, señor Director; ha hecho usted una gran obra de caridad. Adiós, hijo. Pórtate bien. Buenos días, niños. Gracias, señor maestro; hasta la vista. Perdonen tanta molestia. ¡Soy una madre...!
Y dirigiendo desde el umbral una mirada más de súplica a su hijo, se fue, recogiendo el chal que le iba arrastrando, pálida, encorvada, temblorosa, y aún la oímos toser cuando bajaba por la escalera.
El señor Director miró fijamente a Franti en medio del silencio de la clase, y le dijo con voz que hacía temblar:
-¡Franti, estás matando a tu madre!
Todos miramos a Franti, y el sinvergüenza se sonrió.”
Son escenas crudas que nos hace entender que no hay peor persona que la que hace sufrir a su madre o a alguno de sus parientes.
Este espacio, la clase, tiene una movilidad de día y otra de noche, pues se convierte en escuela nocturna:
“Jueves, 2
Anoche me llevó mi padre a ver las clases nocturnas de nuestra sección Baretti. Estaban ya las aulas iluminadas y los obreros empezaban a entrar.
Al llegar vimos que el Director y los maestros estaban disgustados porque poco antes habían roto de una pedrada el cristal de una ventana. El bedel había salido inmediatamente, atrapando a un muchacho que pasaba; pero en el mismo momento se presentó Stardi, que vive enfrente de la escuela, diciendo:
-Este no ha sido. El culpable es Franti, que tiró la piedra y me dijo: «¡Ay de ti como digas algo!» Pero yo no le tengo miedo.
El Director dijo que Franti quedaría definitivamente expulsado. Entretanto se iba fijando en los obreros que entraban por parejas o en grupitos de a tres, habiendo ya en las clases más de doscientos.
¡Nunca me había imaginado que fuese tan digna de verse una escuela nocturna! Había muchachos de doce años en adelante, y hombres con barba que volvían del trabajo, llevando libros y cuadernos. Eran carpinteros, fogoneros con la cara ennegrecida, albañiles con las manos blancas, mozos de panadería con el pelo enharinado; se notaba olor a barniz, a cuero, a pez, olores de todos los oficios. También entró un grupo de obreros de la Maestranza de Artillería, uniformados, mandados por el cabo. Todos ocupaban seguidamente su sitio en los bancos, quitaban el travesaño donde nosotros ponemos los pies y en seguida inclinaban su cabeza sobre el trabajo escolar. Algunos se acercaban al maestro para pedirle explicaciones, llevando los cuadernos abiertos. Vi al maestro joven y bien vestido, al que llaman «el abogadillo», con tres o cuatro obreros alrededor de su mesa, y hacía correcciones con la pluma; también estaba allí el maestro cojo, que se reía con un tintorero que le había llevado un cuaderno manchado de tinta roja y azul. Asimismo daba clase mi maestro, ya curado, que mañana volverá a encargarse de nosotros.”
Franti, no tardará en ser expulsado definitivamente por una de sus malas acciones:
“La pelea
Domingo, 5
Era de esperar: Franti, al ser expulsado por el Director, quiso vengarse y esperó a Stardi en una esquina a la salida de la escuela, cuando acostumbra a pasar por allí todos los días con su hermana, a la que acompaña desde su colegio, sito en la calle Dora Grossa. Todo lo presenció mi hermana Silvia al salir de su sección, y llegó a casa muy asustada.
He aquí lo sucedido: Franti, que llevaba puesta su lujosa gorra de hule, aplastada y caída sobre una oreja, fue de puntillas hasta alcanzar a Stardi, y para provocarlo dio un estirón a la trenza de su hermana, pero tan fuerte que casi la hizo caer al suelo. La niña lanzó un grito y su hermano volvió la cara. Franti, que es mucho más alto y fuerte que él, pensaba: «O se aguanta o lo muelo a golpes. » Pero Stardi no lo pensó dos veces. A pesar de lo pequeño y débil que es, se arrojó de un salto sobre el chulo grandullón y le propinó muchos puñetazos; sin embargo, no le podía y recibió más golpes de los que dio.”
El heroísmo también se puede cosechar desde los niños. El enfrentamiento entre el de condición humilde y sencillo, con el de condición rico, o pedante y cruel.
La despedida fue nostálgica y triste:
“Fue emocionante ver cómo se acercó el pobrecito Nelli a Garrone, del que no podían despegarlo. Todos rodeaban a Garrone, lo abrazaban y zarandeaban en prueba de cariño, como bien se lo merecía el ejemplar muchacho, que a todos sonreía. Su padre estaba allí embobado ante semejante muestra de afecto. A Garrone fue el último a quien abracé, ya en la calle, procurando contener un sollozo al tener mi cara sobre su pecho; él me dio un beso en la frente.
Después corrí a reunirme con mi padre y mi madre. Mi padre me preguntó si me había despedido de todos, y yo le dije que sí.
Luego me recomendó que buscara y pidiera perdón a quien le hubiese faltado alguna vez.
-No hay ninguno -le respondí.
-Bueno, pues entonces, vámonos.
Dirigió una última mirada a la escuela y dijo con voz conmovida:
-¡Adiós!
Mi madre repitió:
-¡Adiós!
Yo... no pude decir nada.”

2.5. IDEA PRINCIPAL

La idea principal en los estudios literarios contemporáneos se convierten en ideas afines. Presentamos una alternativa de idea principal pensado en la forma como se lleva el curso de literatura en los colegios.
La idea principal sería : Las vivencias escolares y formativas de Enrique e su colegio.

2.6. IDEAS SECUNDARIAS

Valores como la honestidad, la solidaridad, el amor fraternal, el respeto, el patriotismo.
3. Apreciación crítica
Corazón es el diario de Enrique, de tono moralizante y didáctico, además de exponer cierto nacionalismo. Cuenta lo que sucede durante el año escolar, detallando los actos pequeños y grandes, nobles o crueles que suceden en toda escuela. También transcribe los cuentos que mensualmente narra el maestro a sus alumnos, algunos de ellos considerados clásicos de la literatura infantil.
La visión de los adultos de la época se refleja en las cartas que ocasionalmente le escriben su padre o su madre.
Para su comprensión no debe olvidarse que Amicis vivió en un momento en que la unidad italiana estaba reconstruyéndose. De ahí las referencias a los forjadores de esa unidad: el rey Víctor Manuel II, el conde de Cavour y Giuseppe Garibaldi, además de la presencia de niños venidos de distintos rincones italianos.
Corazón ha perdurado en el tiempo porque su autor supo cantar el mundo de la infancia, con sus alegrías y tristezas. Rescatando valores como la amistad, la solidaridad y el sacrificio de padres y maestros para darle un sentido integral a la vida de sus hijos y alumnos.
Corazón de Edmundo de Amicis es un clásico, no porque la crítica destaque la riqueza de su lenguaje o la magnitud de su prosa; sino porque después de tantos años, es una obra popular, popular en todos los ámbitos, espacios y regiones. Su popularidad ha ido creciendo ha medida que las traducciones se multiplicaban convirtiendo esta obra en la más universal de las modernas italianas.
Enrique, el alter ego del autor, representa la juventud italiana y universal que se educa a partir de la moral cristiana, y la ética y solidaridad que abarca todas las clases sociales.
El padre y la madre, a través de sus cartas son la voz del grupo adulto formativo y conservador, moralizante, que debe inculcar a la juventud ideas y sentimientos, que van desde el discurso suave hasta el disciplinado y duro.
Los compañeros también representan otros estados sociales y morales.
Por eso Corazón es una obra educativa y a la vez mantiene el rasgo ficcional y estético, capaz de ser verosímil, creíble, y que sigue cautivando a millones de generaciones.

14 comentarios:

Ricky95 dijo...

te amoooo me acabas de salvar

ammy rodriguez dijo...

con todos los contenidos no tengo ni para que leer el libro

quena dijo...

Es un buen analisis pero tiene errores...cuidado!!!! con los que creen que con esto no necesitan leer el libro.

Sería intencional?...

henry_cotrina dijo...

hay nuchas me han salvado

gubica dijo...

Es bueno pero necesita descripciones sobre los diferentes temas tratados en el libro ya que es bastante largo...
:)

gubica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Selene Ortega dijo...

¿Dónde quedó la apreciación crítica?
Falta pulir este trabajo y ahondar más.

andrea dijo...

me encanto y me alegro de que te hayas dado el trabajo de leer el libro por nosotros eres muy buena persona eres trabajador(a)
GRACIAS

Cesar Cuervo dijo...

Leer un libro por obligación académica siempre sera un error, léanlo, es un enriquecimiento moral, justo como lo propuso ferri en su momento para evitar las conductas desv
iadas.

sadith Giraldo Borda dijo...

gracias me as salvado porque tenia un examen de comunicación ojala otros lo piensen asi

sadith Giraldo Borda dijo...

gracias por todo

maria isabel espinal dijo...

soy yo o este resumen es de otro libro que se llama igual

Tania Munoz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tania Munoz dijo...

Muchisimas gracias!! Me has salvado, para que leer el libro ;)